1999

Phil se naturaliza Mexicano

 

Tal como para mí es un misterio por qué Phil Kelly vino a dar a estas tierras, es decir, por qué ese “volado” que dice haberse echado para ver si se iba a París o a México a principios de los ochenta, lo lanzó a cruzar el océano. Un bajel semejante, dibujado con tinta china negra sobre fondo amarillo, me confirmó, secretamente, que este pintor se iba a quedar aquí, que iba a retomar a su gente y a sus tierras sin abandonar este punto fijo del color por definición que es México.

Pura López Colomé